¿Cómo inculcar la gratitud a un hijo?

Como padres nos enfrentamos a distintos retos, y uno de estos es educar valores a nuestros hijos. Un valor que en

ocasiones pasamos por alto es la gratitud. Con ella los niños aprenden a reconocer la importancia de las acciones y las atenciones que otras personas pueden tener hacia ellos, así como valorar las pequeñas cosas que reciben a lo largo de su vida.

Inculcarles la gratitud es una pieza fundamental en la formación de los niños. Esta también es clave para la construcción de su madurez, y otras enseñanzas como la humildad, el respeto, la generosidad, etc. Enseñarles a nuestros hijos a ser agradecidos construirá un pilar que les beneficiará durante toda su vida de muchas maneras, entre ellas: ayudará a los niños ser más pacientes y tolerantes con las personas que lo rodean.

Podrán mostrarán más optimismo en situaciones cotidianas.

Los niños podrán prestar más atención a las cosas buenas, y deje a un lado aquellas cosas que le disgustan.

Hará que tenga menos problemas de conducta en la casa y en la escuela.

Aquí te compartimos 3 tips para inculcarles la gratitud a tus hijos:

Ser un modelo a seguir

Los mejores maestros que pueden tener nuestros hijos somos nosotros, y ser un modelo a seguir para ellos es la mejor forma de inculcarles valores, y enseñarles aquellas cosas que solo en casa se puede aprender. Los niños no aprenden porque les pidamos que lo hagan, repetirles una in_nidad de veces que den las gracias no tendrá efecto alguno a menos que nosotros, como padres les demos un ejemplo claro de cómo se es agradecido con todo aquello que nos rodea.

Compartir aquello por lo que estamos agradecidos

Lo que cada persona agradece es diferente, a pesar de esto es fundamental compartir por lo que estamos agradecidos con nuestras familias. Los niños aprenderán que no todo lo que se valora o se agradece es forzosamente los objetos materiales. Esto también incita a la comunicación, el debate y a la convivencia familiar.

La gratitud no solo se aplica en casa

Enseñarles a los niños a agradecer en todo momento es tan importante como enseñarlo a hacerlo en casa. La escuela es un lugar ideal para que ellos puedan ejercitar esta virtud. Te compartimos algunas maneras en las que ellos pueden fomentar a que ejerciten la gratitud en la escuela:

Aliéntalo a dar las gracias a sus maestros y compañeros, no importa que tan pequeña sea la razón.

Enséñale a cuidar de sus útiles escolares; enseñarle el valor de estos le ayudará a agradecer lo que tiene.

Impúlsalo a aprovechar al máximo la escuela, para que estudie con esmero y dedicación. Hazle saber que es una

oportunidad que no todos los niños tienen.

Anímalo a ayudar a sus compañeros cuando lo necesiten.

No dejes que desalienten por las derrotas académicas; estas son una oportunidad para crecer y seguir

aprendiendo.

Como padres tenemos la responsabilidad de formar a nuestros hijos, aunque esta suele ser una tarea complicada, y en algunas ocasiones el tiempo no parase alcanzar al estar educando a los niños. Pero fortalecer estos aspectos de su vida durante su desarrollo los beneficiara de un sinfín de maneras a lo largo de su vida.

Comparte esta entrada con tus amigos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Share on tumblr

Suscribete a nuestro blog

Novedades

¿Cómo motivar a un adolescente?

La motivación es el conjunto de necesidades físicas o psicológicas, de valores y modelos sociales incorporados, no siempre conscientes, que orientan la conducta de la

Read More »
Niños y Niñas con uniforme Amado Nervo posando.

Solicita informes para inscripción.

Abrir chat